Signals Telecom News

LACNIC: “Los incidentes de espionaje abren la posibilidad de cambios hacia una gobernanza de Internet realmente multistakeholder”

 

Entrevista a Ernesto Majó, Gerente de Relaciones Externas y Comunicaciones, LACNIC

Los días de Internet están convulsionados. A partir de los hechos de espionaje  declarados por Edward Snowden, un ex empleado de la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés), varias discusiones sobre la gobernanza de la Red comenzaron a surgir. Si bien esto no es algo nuevo, en los últimos meses ha cobrado relevancia. El ejemplo más claro fue el discurso de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseuf en la ONU, días atrás. 

Varias organizaciones relacionadas con Internet vienen cuestionando la manera en que se maneja la gobernanza de Internet. De hecho, el lunes 7 de octubre se dio a conocer la “Declaración de Montevideo”, un texto adherido por diez entidades internacionales: African Network Information Center (AFRINIC), American Registry for Internet Numbers (ARIN), Asia-Pacific Network Information Centre (APNIC), Internet Architecture Board (IAB), Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN), Internet Engineering Task Force (IETF), Internet Society (ISOC), Registro de Direcciones de Internet para América Latina y Caribe (LACNIC), Réseaux IP Européens Network Coordination Centre (RIPE NCC) y World Wide Web Consortium (W3C).

Entre otros puntos, el documento alerta sobre por una posible fragmentación de Internet a nivel nacional y expresa su preocupación por el debilitamiento de la confianza de los usuarios de Internet a nivel global debido a las recientes revelaciones acerca del monitoreo y la vigilancia generalizados.

Para conversar sobre estas cuestiones, Signals Telecom News entrevistó a Ernesto Majó, Gerente de Relaciones Externas y Comunicaciones, LACNIC.

Signals Telecom News: ¿Qué significa la Declaración de Montevideo?

Ernesto Majó: La Declaración de Montevideo es un hecho histórico donde 10 de las más importantes organizaciones responsables por la coordinación de aspectos técnicos de Internet manifiestan su preocuapación y reclaman cambios en la gobernanza de Internet. Todas las organizaciones firmantes de la Declaración de Montevideo coincidimos en que Internet debe mantener su espíritu de apertura, transparencia, de comunidad y de participación.

STNews: ¿Por qué se da ahora la declaración?

EM: Es la primera vez que se decide realizar una declaración pública conjunta. Es un hecho excepcional y una señal de la preocupación de estas organizaciones en relación con los incidentes de espionaje masivo revelados por Snowden.  

Estos hechos que salieron a la luz, cuyo mayor ejemplo fueron los casos de espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés), son de una gravedad tremenda por su significado, donde en forma indiscriminada se ha violado la privacidad de ciudadanos de todo el mundo. Pero también causa una gran preocupación su impacto  en la credibilidad de los ciudadanos en la red al afectar los estándares de Internet.

La declaración también es el resultado de la reflexión y de la convicción de que los cambios en la gobernanza de Internet son impostergables.

STNews: ¿Se preveían estos hechos de espionaje?

EM: No, para nada. Si bien el espionaje entre naciones es algo que siempre ha existído, nunca se dieron situaciones como esta que afectara a tantos ciudadanos de tantos países. Este tema no era algo que estuviera en la mente de LACNIC ni de las demás organizacones. Nunca fue un tema de la agenda de conversación. Esta problemática de espionaje de ciudadanos era más probable asociarla a países como Rusia, China y los países Árabes, con otras culturas y presencia del Estado, donde incluso en algunos casos son prácticas abiertamente reconocidas por las autoridades.

STNews: ¿Cómo se vuelve a la situación previa  a la salida a la luz de estos hechos, es decir, cómo se recobra la confianza?

EM: Hay que trabajar mucho y hay que dar respuesta al problema de credibilidad generado. El gobierno de Estados Unidos está ahora en el centro del debate pues esto ha reforzado la presión que algunos países y muchos otros actores (como LACNIC) ponen sobre la necesidad de trasferir su potestad sobre el control de la raíz del sistema de nombre (DNS), direcciones IP y definición de estándares a un cuerpo distinto, “multistakeholder”. Queda claro que ya no tiene sentido que esto siga así, el mundo cambió mucho e Internet es un sistema global. Todos los países y partes interesadas, en pie de igualdad, deben ser los responsables. Esto es algo largamente reclamado por parte de la Comunidad de Internet y en particular por LACNIC.

Creemos que estos graves incidentes de espionaje abren la posibilidad de generar cambios hacia una nueva forma de gobernanza de Internet realmente multistakeholder, donde en pie de igualdad participen los países y organizaciones de la comunidad de Internet, la sociedad civil y el sector privado.

STNews: El tema de gobernanza ha ido cobrado relevancia desde la reunión de la UIT en Dubai, durante diciembre último…

EM: Bueno, el tema de gobernanza lleva 10 años desde la Cumbre Mundial para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en Túnez durante 2003. El año pasado en Dubai  se debatió la actualización del tratado para UIT y allí se intentaron incluir nuevos temas, como el de Internet en su mandato. A esto se opuso Estados Unidos que jugó una rol preponderante y que generó cierto desencuentro con otros gobiernos y en nuestra región. La UIT es una organización con gran con experiencia y algunos gobiernos que tienen mayor incidencia allí han querido que esta entidad asuma un rol operativo o algunas de las funciones que desarrollamos las organizaciones de Internet. Mas allá de la expertise técnica, el problema fundamental es que UIT es una organización gubernamental, donde solo los miembros pueden acceder a la información y donde no existen espacios para la participación de todos los actores, sean de la comunidad técnica como de la sociedad civil. Los procesos de discusión son poco transparentes.

También ciertos gobiernos como Brasil se han visto afectados por los casos de espionaje y han también reforzado su mensaje de cambios.

La Declaración de Montevideo que es un hecho independiente es importante en este sentido. Da una señal muy fuerte de la necesidad de cambios y de una gobernanza de Internet internacionalizada, donde no deben ser únicamente los gobiernos quienes tengan la responsabilidad por la gestión de determinados recursos, sino toda la comunidad representada.

STNews: ¿Y cómo sería ese modelo?

EM: Ese es el desafío. Encontrar un modelo que permita articular los diversos intereses y de garantías a todos, que sea operado en forma profesional y transparente y que esté al servicio de la comunidad Internacional y no de un interés específico. Hay ciertas coincidencias pero no hay un modelo definido aún. En América Latina tenemos una visión compartida sobre la necesidad de asegurar la participación de todas las partes interesadas. El modelo brasileño de Internet (Comité Gestor de Internet) es un modelo que ha sido mencionado y es una referencia importante para muchos. Es incluyente, con participación del Gobierno, el sector académico, la comunidad técnica, el sector privado y los usuarios. Lo vemos apropiado.

STNews: Existe un acercamiento desde los reguladores de telecomunicaciones hacia el mundo de Internet, de hecho en julio se realizó el Foro Regional de Telecomunicaciones donde fueron participantes. ¿Cómo resultó la experiencia?

EM: El foro fue una muy buena experiencia. Hubo espíritu de entendimiento. Fue la primer reunión  de este tipo donde mundos diferentes estuvieron compartiendo un mismo espacio. Para LACNIC fue muy importante estar en contacto con otras entidades y otros actores con los que tenemos ámbitos de acción en común. LACNIC siempre trata de participar de este tipo de reuniones. De hecho esta semana estamos participando del CCPI de Citel/OEA, donde somos miembros y colaboramos con los gobiernos desde hace muchos años. Es habitual de nuestra parte la colaboración, está en nuestra naturaleza articular esfuerzos con todos los actores. Pero es claro que muchas veces existe un desconocimiento de qué hace cada uno. Creo que lo novedoso del congreso de Panamá es la coincidencia de foros y actores en un mismo espacio regional.

El vínculo con las autorirades reguladoras y otras autoridades nacionales, es muy importante para LACNIC. Volviendo a la Declaración de Montevideo, uno de los riesgos que se señala es el de la balcanización de Internet. O sea la posibilida de que se generen redes independientes donde se controla qué se comunica. Internet tiene un desarrollo donde las fronteras físicas no existen; su estructura técnica y su funcionamiento no están pensados para funcionar dentro de los límites de un país y ese es parte de su poder innovador y su éxito. Si con la preocupación de evitar el espionaje se generan distintas Internet nacionales que se comuniquen con el exterior de acuerdo a las necesidades o permisos de los gobiernos es algo que va en contra de su modelo y sería algo muy negativo, con más perjuicios que beneficios para los ciudadanos. Esto es un ejemplo donde desde LACNIC que podemos colaborar y ayudar a resolver las preocupaciones de los gobieronos y autoridades regulatorias para identifcar soluciones que vayan a favor de los ciudadanos y no impacten negativamente en Internet.

STNews: ¿Cómo observa los planes de conectividad regional?

EM: Nos parece muy positivo que en América Latina surja  la preocupación para desarrollar una mejor infraestructura regional con redes más fuertes y robustas. Además que se barajen opciones de intercambio de tráfico intrarregional. Desde LACNIC hace años que trabajamos en pos de eso promoviendo el despiliegue de IXP por ejemplo. Claro que lo vemos con buenos ojos. También son destacables las alternativas de cables submarinos con trazados sur-sur, todo lo cual contribuye a tener una red más interconectada dentro y hacia fuera de la región.

STNews: ¿Cómo está en la región la transición hacia IPv6?

EM: Es una preocupación central de LACNIC, ya que nos aproximamos al punto de agotamiento de direcciones bajo el protocolo IPv4. Calculamos que esto ocurrirá dentro de seis a ocho meses. A partir de ese momento y durante un tiempo las entidades podrán seguir recibiendo direcciones IPv4 pero en un número muy reducido y luego solo podrán recibir los nuevos actores.

A nivel global, el tráfico IPv6 representa el 2%, que si bien es poco, es el doble del año pasado. Es un tema que se debe conocer y nuestra misión es informar sobre esto. Generamos talleres para que participen operadores, gobiernos –un actor importante para que sus servicios corran sobre IPv6- y la comunidad de Internet.

STNews: ¿Se aproxima un nuevo Y2K?

EM: No, para nada. La falta de direcciones de IPv4 determina que se deban implementar nuevas tecnologías y para eso hace años se diseñó IPv6. Mas de la mitad de los asociados de LACNIC (3200) ya cuentan con direcciones IPv6. Lo que puede suceder es que el despliegue de nuevas redes y servicios se vuelvan más lentos. De no desplegarse IPv6 se pueden ver afectados las iniciativas de despliegue de banda ancha que naturalemente requieren de direcciones para alcanzar a los millones de usuarios que aún falta conectar a la red en América Latian.

STNews: Sin embargo, cuando uno habla con operadores todos aseguran estar preparados para la migración…

EM: En todos los mercados hay operadores que han realizado las modificaciones, aunque muchas de ellas no llegan al usuario final. Entiendo que la migración requiere de inversiones pero no considero que afecten su modelo de negocios. De hecho, el modelo de negocios es seguir brindando servicios. Los niveles de migración son desparejos de acuerdo a los diferentes países. Nuestro trabajo pasa por identificar formas de despliegue y ayudar a la migración. El año próximo será importante para estos cambios.

Se tiene que tener en cuenta que en América Latina está conectado el 40% de la población; para el restante 60% hacen falta direcciones.

STNews: ¿En qué consisten las  inversiones?

EM: Seguramente aún existen algunos equipamientos funcionando en las redes que tienen cinco o seis años que no son compatibles con IPv6, esos equipos deberían ser paulatinamente renovados a medida que se vuelvan obsoletos. Además, hay muchos dispositivos hogareños –módems, principalmente- que no son compatibles con IPv6, pues en el momento de programar las compras de equipos no se consideró su compatibilidad, tal vez por ser equipos de menor costo. Es claro que en compras de volúmenes el precio hace diferencia, pero a veces se elige equivocadamente y el impacto es los servicios de los próximos 3-5 años. Las políticas de compra deberían priorizar que el equipamiento sea IPv6 compatible. No se trata de cambiar todo de un día para otro, sino de incorporar IPv6 en la renovación de equipos y en los nuevos dispositivos

Por otra parte, también se debe tener personal capacitado en estos temas. Desde el año 2004 LACNIC ha contribuido a formar miles de profesionales en IPv6, pero el punto de quiebre está en el nivel gerencial para que IPv6 sea una realidad. Muchas veces están los conocimientos técnicos, pero no siempre se priorizan los recursos. Debemos demostrar la necesidad de despliegues IPv6.

Entrevista realizada por Juan Gnius

@JBGSignals

 

Copyright © 2013 Signals Telecom News. Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página sin previa autorización escrita de Signals Telecom News     

SmartNews.Com

Seguir a Signals News